Una fuga de Gas LP puede provocar una explosión en tu casa, por lo que es importante saber cómo verificar que no existe una fuga de gas en tu domicilio para evitar tragedias.

Para tener certeza que no existen fugas en tu casa, deberás revisar toda la tubería y conexiones. A continuación te dejamos algunas recomendaciones para prevenir fugas de gas y posibles explosiones:

Revisa tu instalación de gas

Se recomienda revisar cada tres meses toda la instalación de gas de tu casa, desde la fuente (tanque o toma de la calle) y toda la tubería hasta tu boiler o estufa.

Lo primero que deberás verificar es el estado de la tubería, es decir, que no esté roto, oxidado o despostillado, porque por ahí podría estar saliendo el gas.

Una de las maneras más sencillas para verificar que no esté saliendo gas de los tubos es echar agua jabonada. Si al echar el agua se generan burbujas, significa que la tubería está dañada y deberá ser reparada inmediatamente.

Te puede interesar: Cierra enero con aumento en precio del gas LP en Puebla

Además, en las uniones, además de verificar que no exista una fuga, puedes colocar teflón en las uniones, pues esto provocará que cierre correctamente.

Revisa la flama de tu estufa

Inclusive si toda tu instalación de gas se encuentra en un estado óptimo, puede ser que tu estufa te avise si algo anda mal con el gas en tu casa.

El único color de flama que debería salir en las estufillas es azul, por lo que si sale de otro color (amarillo, verde o roja), deberías preocuparte y verificar por qué está pasando. Aquí puedes verificar qué significa cada color de flama que sale de tu estufa.

En caso que detectes una fuga de gas en tu casa, llama inmediatamente a las autoridades correspondientes: Protección Civil o Bomberos (ambas a través del 911).

Además, inmediatamente cierra tu toma de gas (si llega por tubería) o tu tanque (ya sea estacionario o de 20 kilos). Abre puertas y ventanas para que corra el aire y sal de tu domicilio.

--
POB/RPC