Este 1 de febrero de 2022, en el Congreso del Estado de Puebla se discutió el conflicto legal que existe en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y derivado de ello, se registró una manifestación en las instalaciones de la institución por parte de alumnos.

Durante la comparecencia de Melitón Lozano, titular de la Secretaría de Educación en Puebla, la diputada panista Mónica Rodríguez Della Vecchia pidió la palabra y expuso el conflicto de la UDLAP.

Dijo que es un tema que debe tratarse, porque afecta a más de 10 mil estudiantes. Aseguró que, pese a amparos y ordenes de jueces para que las instalaciones sean devueltas a la familia Jenkins, eso no ha ocurrido y acusó al gobierno estatal de “mantener el campus tomado”.

En ese sentido, presentó un punto de acuerdo para exhortar al Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla para que libere las instalaciones del campus de la UDLAP, y esto se turnó a comisiones para su evaluación.

Posteriormente, la diputada Nora Escamilla hizo uso de la palabra para dar su postura sobre lo dicho por Mónica Rodríguez. Señaló que se han expresado confusiones y que no es correcto lo que mencionó sobre el Gobierno del Estado, debido a que en el campus hay seguridad privada y no pública.

Yo los invito a que en este momento si pudiéramos ir a ver si está tomada por el Gobierno del Estado, si está tomada por seguridad pública del estado”, dijo.

Sin embargo, Mónica Rodríguez señaló a través de redes sociales que Nora Escamilla aseguró que el campus “se encuentra abierto para los estudiantes” y que acudió para mostrarle que sigue cerrado y sin acceso para ellos.

Lee también: El “pleito institucional” de los Jenkins que tomó la UDLAP

Por otra parte, Nora Escamilla utilizó la misma vía para aclarar que las declaraciones que hizo no fueron sobre la apertura de la UDLAP, sino que únicamente señaló que no hay elementos de seguridad o en general del estado de Puebla tomando el sitio.

Es una empresa privada la que tiene resguardados los terrenos donde se encuentran los terrenos de la Universidad de las Américas”, señaló previamente Nora, en la sesión y se sumó al punto de acuerdo presentado.

Al finalizar la comparecencia, diputados del PAN se trasladaron a la UDLAP, y previamente hicieron el llamado a estudiantes para acudir a verificar junto a ellos la situación en la que está el acceso.

Por eso, se registró la presencia de algunos estudiantes y padres de familia en la entrada de la recta, quienes permanecen pidiendo que se liberen las instalaciones.

Luego, a la entrada de la 14 oriente acudió Nora Escamilla para señalar que los elementos de seguridad que están en los accesos son privados, no de la Policía Estatal, pues sostiene que es un "pleito entre particulares".

Por otra parte, durante la tarde de este 1 de febrero se efectúa una audiencia del Tribunal Superior de Justicia de Puebla, para definir si abre o no el campus, porque el nuevo patronato –que esta a cargo de la UDLAP– busca que los alumnos puedan ingresar de nueva cuenta a tomar clases presenciales, según medios locales.

 

__

POB/KPM