El 14 de febrero no es una fecha para festejar solo con pareja o amigos, sino también se puede celebrar con autoamor, autoexploración, autoerotismo y autoconocimiento, en un espacio propio con el cuerpo y placer.

De acuerdo a Karimme Reyes, sexóloga educativa de Platanomelón, tienda de juegos eróticos, el 54% de las mujeres en México piensa que la masturbación es algo “sucio” o incluso lo ven como “infidelidad a la pareja”, aunque no es así.

Por eso no aprovechan los beneficios del autoconocimiento sexual, como:

  • Autoestima
  • Contacto personal
  • Aceptación del cuerpo
  • Placer

En ese sentido, explica que es importante tomar en cuenta lo que es la autoexploración y el autoerotismo:

La autoexploración es observar el cuerpo que habitamos, partiendo desde lo más básico, sabiendo exactamente dónde está cada parte y cómo se llama. El autoerotismo es comenzar a tocar y observar las sensaciones en mi cuerpo”, puntualiza la sexóloga.

Asimismo, para el autoerotismo recomienda iniciar tocando con las manos, pues así la persona va a saber qué es lo que le gusta y le dará el autoconocimiento necesario para poder decirle a su pareja.

Explica que, en territorio mexicano, solo el 43% de las mujeres dice haber experimentado un orgasmo, mientras que el 49% nunca ha platicado sobre la masturbación con sus amigas, pese a que es una práctica importante para “disfrutar más, lejos de juicios y tabúes”.

Además, uno de los beneficios más importante es que, al hacerlo, el cerebro genera neurotransmisores como serotonina y endorfinas, por lo que la persona se relaja, y tiene una sensación de felicidad, con placer y conexión con su propio cuerpo.

También se puede usar un complemento, no solo usar las manos, pues existe la posibilidad de usar juguetes sexuales para la masturbación, como lo es para los encuentros sexuales en pareja.

Lee también: Cómo elegir el primer juguete sexual
Utilizarlos como parte de la autoexploración y autoconocimiento cambia la idea de que es para quienes están solas —principalmente mujeres—, pero ¡no son ningún consolador!”, dice Karimme Reyes.

Otro de los puntos que expone al respecto, es que un vibrador o juguete es el recordatorio ideal sobre que no es necesario estar con alguien para obtener placer, además que se acepta el cuerpo tal como es, algo importante para el amor propio.

La tienda de juegos eróticos menciona que durante la pandemia el 47% de las mexicanas masturbaron más, y de ellas el 67% con juguetes en solitario, mientras que el 27% combina su uso individual y con su pareja.

Por eso, la sexóloga enfatiza en que solo es necesario el uso de manos, y si acaso un juguete, “para pasarla bien, empoderarse y ser felices”.

__

POB/KPM