“Bonita” Sánchez: en la búsqueda del título mundial

Gabriela “La Bonita” Sánchez es la primera boxeadora poblana en disputar dos títulos mundiales, en la categoría minimosca.

Gaby tenía 16 años cuando subió por primera vez a un ring. Su primer pensamiento fue: ¿qué voy a hacer si arriba me dan ganas de ir al baño? Pero esos pensamientos se esfumaron cuando sintió la adrenalina de ponerse unos guantes de box y pelear.

Llegó a un gimnasio de box luego de haber sufrido varios episodios de bullying en la escuela. Su papá decidió inscribirla para que aprendiera a defenderse y que nadie más abusara de ella. A los tres meses, Gaby ya estaba peleando en un torneo de barrios.

Como mi papá supo que fue un niño el que me pegó, decidió que me iba a meter al gimnasio. Me llevó un viernes a ver el gimnasio si es que me gustaba y el lunes ya estaba entrenando”.

En entrevista con Poblanerías, Gabriela “La Bonita” Sánchez habla sobre su trayectoria en el deporte que la ha llevado a ser la primera poblana en pelear por dos campeonatos mundiales.

Bonita Sánchez
(Foto: Juan Carlos Sánchez / La Resistencia)

Entre las mejores

Su carrera profesional comenzó en el 2017 y desde entonces ha acumulado un récord de nueve victorias y tres derrotas, en doce peleas. Previamente, representó a Puebla en varias ediciones de la Olimpiada Nacional donde obtuvo medallas de plata y bronce.

Estuve participando en olimpiadas nacionales donde obtuve medalla de plata y bronce. Luego, en el 2017 inicié mi carrera como boxeadora profesional y de ahí en adelante, me fui clasificando, de acuerdo a cómo iba peleando con las boxeadoras que iban mejor rankeadas”.

Aunque “La Bonita” acumula solo doce peleas, en el mundo del pugilismo nacional e internacional ya la reconocen.


Ágil en el ring y rápida para dar golpes, resistente. Creían que al ser novata sería una presa fácil, pero no fue así. Enfrentarse a varias peleadoras que le llevaban varios años, le ayudó a clasificarse entre las mejores.

Su primera pelea en televisión fue contra “La pequeña” Lulú Juárez, hermana de la boxeadora Mariana “La Barbie” Juárez. En ese debut, la decisión favoreció a Lulú; sin embargo, tanto pugilistas como comentaristas reconocieron en Gaby la valentía y el aguante.

Sergio Niño, su entrenador, cuenta a Poblanerías que –actualmente– Gaby es la boxeadora número cuatro a nivel nacional y la seis a nivel mundial, en el peso minimosca que va de los 48.9 a 49.3 kilogramos.

Para lograr esto, Gaby se ha enfrentado a peleadoras como Jacky Calvo, Paulette Valenzuela y Silvia Torres, a quienes ha dejado en la lona.

Lee también: Rosi del Castillo: la poblana más valiosa del beisbol mexicano

En 2019, viajó a Argentina para disputar el título mundial con Yesica Bopp, quien ostentaba el cinturón desde hace más de 13 años. Sin embargo, la peleadora argentina se impuso en la defensa de la categoría y venció a la poblana.

La pandemia puso una pausa en las aspiraciones por un nuevo título. Fue hasta finales de 2021 que Gaby buscó de nuevo una pelea por el campeonato mundial. Viajó a Tijuana para enfrentar a Kenia Enriquez, pero la pelea tuvo que ser cancelada debido a que la tijuanense pasó del peso en más de 10 kilos.

Ahora, en 2022, La Bonita planea disputar un título mundial en mayo, pero antes debe tener una pelea ganada previamente.

Box femenil

“Las peleas de las mujeres son las que se llevan más el aplauso y el reconocimiento del público”, opina Gaby al hablar sobre la participación de las mujeres dentro del boxeo.

Bonita Sánchez
(Foto: Juan Carlos Sánchez / La Resistencia)

Las mujeres han ido acortando la brecha en las carteleras, pero aún queda trabajo por hacer. Para “La Bonita”, muchas veces las peleas de mujeres son puestas de “relleno”, aunque la calidad y entrega superen las de hombres.

Las peleas estelares siempre son de hombres, pero en mi experiencia, las peleas de las mujeres son las que se llevan más el aplauso y el reconocimiento del público, porque los hombres siempre van poco a poco en los asaltos, en los rounds van llevándose, se van midiendo. Y las mujeres desde el principio entramos y nos damos con todo”. 

Para las mujeres, entrar al mundo del box implica un camino de subida. Primero por los prejuicios y comentarios de que las mujeres “no deberían” estar en este deporte. Gaby no fue ajena a esos comentarios, pero decidió no hacer caso y continuar.

Los señores del gimnasio me miraban y me decían: ‘oye, ¿por qué vienes a entrenar si es un deporte para hombre?’ y querían espantarme diciendo: ‘¿sabes que tu nariz te va a quedar chueca, que te van a lastimar?’ este tipo de comentarios que me hacían: que debería estar estudiando, que debería estar en mi casa”.

Sin embargo, La Bonita siguió en el box y dio el paso para el profesional y clasificarse como una de las mejores, además de abrir camino para demás mujeres que, si ven lo que ha logrado, reconocer que ellas también pueden.


Texto: Lizeth Flores Jácome
Video y fotos: Juan Carlos Sánchez

Agradecimientos: A Sergio Niño, entrenador de La Bonita; y a Erick y Jesús Aguilar del Gimnasio Olimpus, por las facilidades otorgadas para grabar en sus instalaciones.


 

 

--
POB/LFJ