La Comisión de Derechos Humanos de Puebla (CDH) anunció que iniciará una investigación por los hechos en los cuales dos personas fallecieron al interior del penal de San Miguel debido a una intoxicación por haber consumido bebidas adulteradas.

De acuerdo con los reportes, alrededor de las 11 de la noche del viernes 25 de febrero, tres personas privadas de su libertad sufrieron intoxicaciones mientras cenaban en su celda. La intoxicación les provocó vómito y mareos, por lo que fueron trasladados en ambulancia al Hospital General del Sur.

Al llegar al hospital, dos de los reos murieron, mientras que el tercer intoxicado se mantuvo en estado grave, aunque estable.

Las autoridades estatales ordenaron realizar autopsias a los cuerpos de los dos fallecidos y comenzaron una investigación para determinar si la intoxicación fue accidental o provocada.

Te puede interesar: Derechos Humanos comenzó 5 investigaciones durante enero en Puebla

La mañana del pasado 28 de febrero, Miguel Barbosa, Gobernador del Estado de Puebla dijo que la intoxicación se debió a que los reclusos ingirieron un jugo que estaba adulterado con gel y lociones.

De acuerdo con la CDH Puebla, dos visitadores adjuntos de la Comisión visitaron las instalaciones del centro penitenciario para realizar entrevistas a trabajadores y personas privadas de su libertad para establecer las líneas de investigación por presuntas violaciones a los derechos humanos.

Además, buscarán a los familiares de los fallecidos para brindarles apoyo y atención victimológica, así como asesoría mientras se esclarecen los hechos.

Esta no es la primera vez que internos del CERESO de San Miguel mueren por intoxicación, pues a mediados de 2020, tres internos fallecieron al mezclar gel antibacterial con refresco.

--
POB/RPC