Saúl “El Matador” Rivera es un boxeador poblano y estudiante de arquitectura de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP) ha logrado representar al estado y sumado distintos triunfos por su esfuerzo deportivo, que combina con su vida estudiantil.

De acuerdo a la BUAP, su mayor deseo es ser campeón mundial de boxeo, pero sin dejar de lado su título como arquitecto. De hecho, ambas partes las ha combinado con disciplina, esfuerzo, y algunos sacrificios, puesto que debe dedicarles el tiempo necesario.

Como boxeador amateur participó en 22 peleas, de las cuales ganó 21 por knockout. Ahora, como profesional, se medirá ante Andrés Galindo en la Arena BUAP, el sábado 30 de abril, donde también pelearán el campeón de Asia-Pacífico Hironobu Matsunaga y el experimentado Jhony, “Vaquero”, Navarrete.

El gusto del boxeador por dicho deporte, inicio cuando era niño, debido a que solía visitar gimnasios junto a su padre, quien lo practicaba y lo llevaba a ejercitarse jugando. Luego, comenzó a ver en televisión a los boxeadores y los imitó.

También contribuyó que mi papá fue boxeador profesional y tenía sus fotos; todo eso encendió una chispa en mí por este deporte y cuando me subí al ring por primera vez para hacer sparring box, me gustó tanto la sensación y esa adrenalina, que poco a poco me fue ganando y cuando menos lo pensé ya estaba muy comprometido”, expresa el estudiante de la BUAP.

En tanto, sobre su inspiración en el boxeo es Carlos Zárate, considerado uno de los grandes noqueadores de todos los tiempos y quien además es su padrino, algo que considera un honor. Y añade que, en la categoría de “peso mosca”, le gustaría enfrentarse a “El Gallo Estrada”, otro pugilista que admira y respeta.

Te puede interesar: Esmeralda Falcón: la boxeadora mexicana que hace historia
Mi noche ideal será cuando llegue a pelar por el título mundial; ahí me gustaría ver a mi gente y a la comunidad universitaria apoyándome, contar con ellos, aunque a veces esté lejos, ha sido muy gratificante porque ponen sus esperanzas en mí”, dice el boxeador.
Boxeador Saúl “El Matador” Rivera
(Foto: BUAP)

Asimismo, asegura que fuera del cuadrilátero una gran atracción por el arte, de ahí su decisión de estudiar Arquitectura. Pues incluso lo ve como otra oportunidad para triunfar, es parte de la filosofía de vida que le ha inculcado el deporte: “ser el mejor en cada una de las cosas que hace, en los deportes, en el estudio y en la vida, como ser humano”.

En su gusto por el arte resalta la inclinación que siente por las edificaciones históricas, por esas grandes construcciones que dan forma a otras épocas, culturas y maravillas del mundo.

En ese sentido, Saúl Rivera también refiere la riqueza cultural de su lugar de origen, Puebla, donde las expresiones del barroco y la fusión cultural tienen diversas manifestaciones, entre estas la técnica de talavera, una de sus preferidas, con la que buscará fusionar sus diseños en la construcción.

__

POB/KPM