OPINIÓN: Pocas emociones y algunas sorpresas en Imola

bandera-verde-columna-formula-1

A pesar de que el podio del Gran Premio de Emilia-Romaña resultó sorpresivo por varias razones, la carrera principal del fin de semana careció de emociones. Salvo la arrancada, los reacomodos derivados de las detenciones en boxes y un par de acciones de carrera, la mayoría de las vueltas consistió en una sucesión de autos manteniéndose a raya mutuamente.

Lo anterior no le quita mérito a la sólida exhibición ofrecida por Verstappen y Pérez. El campeón vigente supo capitalizar sus oportunidades para quedarse con la pole position, triunfar en la pole y en la carrera principal.

Por su cuenta, el mexicano usó la carrera sprint para minimizar los daños de una pobre sesión de calificación, lo que le abrió la puerta para contribuir al primer 1-2 de Red Bull desde 2016.

El gran perdedor de este fin de semana es Charles Leclerc. Después de haber mostrado solidez en las primeras carreras del campeonato, el monegasco fue de menos a más durante este fin de semana, frente a unas gradas llenas de tifosi.

Perdió la carrera sprint a costa de Max Verstappen en las vueltas finales de la carrera, mientras que el domingo cometió un error costoso al perseguir a Pérez, que lo marginó de las primeras posiciones.

Aún así, el margen obtenido durante las primeras sesiones ha sido lo suficientemente amplio como para permitir que Leclerc se mantenga al frente del campeonato de pilotos con una cómoda ventaja de 27 puntos sobre Verstappen.

De no haber quedado fuera en dos de las sesiones previas, probablemente el neerlandés le llevaría una mínima ventaja al piloto de Ferrari. Pero bien dicen que “el hubiera no existe”.

Sáinz: mala suerte y malas decisiones

Un fin de semana de claroscuros para el piloto español. Apenas el jueves, Ferrari anunció que mantendría a Sáinz en el equipo al menos por dos años más.

Diversos analistas no dudaron en señalar el acierto de esta decisión, debido a las buenas formas exhibidas por el piloto en su actual equipo y previamente en McLaren.

Desafortunadamente se trató del segundo Gran Premio al hilo que el español termina en la grava. En Australia se trató de un error propio; mientras que en Italia fue Daniel Ricciardo quien lo marginó de la competencia, aunque vale la pena tener en cuenta que el propio Sáinz terminó en la barrera de contención luego de otro error de manejo.

Mattia Binotto señaló que a Sáinz le falta saber manejar la presión de conducir un auto puntero, aunque todo parece indicar que solamente se trata de una mala racha.

La historia de Russell se empieza a escribir

A estas alturas, nadie duda que el auto de Mercedes es un desastre cuya solución no se antoja fácil en el corto plazo.

Lo que ha sorprendido es que George Russell constantemente parece sacar lo mejor del auto, contrario a lo que ocurre con el siete veces campeón. Usualmente era Lewis Hamilton quien lograba exprimir al máximo el rendimiento de sus autos.

Aunque en múltiples ocasiones Russell ha señalado que no pretende intentar eclipsar a quien en sus palabras es el “mejor de todos los tiempos”, el joven piloto ha superado a Hamilton en 3 de los 4 Grandes Premios disputados hasta el momento.

De mantenerse la tendencia, probablemente Toto Wolff decida enfocar sus esfuerzos en impulsar la carrera de Russell, quien tiene todo el potencial para pelear campeonatos contra Verstappen, Leclerc o Norris una vez que Lewis Hamilton decida retirarse.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Cuando cae la bandera verde, las luces del semáforo se apagan y comienza la acción. Espacio dedicado al análisis de Fórmula 1: hechos históricos y actuales sobre los equipos y los pilotos que crean cada Gran Premio.

--
POB/LFJ