Madres, integrantes del Frente Nacional contra la Violencia Vicaria, protestaron frente a la Fiscalía General del Estado para pedir a las autoridades agilizar las denuncias presentadas por sustracción de menores.

La violencia vicaria se ha denominado como un tipo de violencia que ejerce un progenitor maltratador como forma para causar daño psicológico a una madre a través de sus hijos.

Las manifestantes acusaron a la Fiscalía de retrasar las denuncias por sustracción de menores y eso, da la oportunidad a los agresores de continuar en la impunidad.

Violencia que no se detiene a tiempo, violencia que escala. Eso es algo que hemos visto, porque todos los casos de violencia vicaria comenzaron con violencia doméstica, con violencia familiar”, expresaron.

Señalaron que el 11 de mayo se conmemora la Lucha contra la Violencia Vicaria y explicaron que este tipo de violencia también es contra los menores de edad, por lo que se les considera víctimas.

Aunque no es exclusivo, en la mayoría de los casos, la violencia vicaria ocurre precisamente con la sustracción de los menores, aunque también puede ser con otros familiares.

Salir del círculo de violencia no es nada fácil. No es fácil aceptar que somos violentadas, pero cuando eso no lo detenemos a tiempo, escala y escala”, señalaron.

Luego de acudir a la Fiscalía, donde no recibieron una respuesta a sus peticiones, se trasladaron al Congreso local para pedir a los legisladores que presenten propuestas para sancionar estas conductas.

Las madres fueron recibidas por algunas diputadas, quienes ofrecieron trabajar sobre el tema y que no se vulneren sus derechos.

Actualmente, en el Congreso local hay iniciativas para legislar la violencia vicaria en Puebla con la que se busca castigar los chantajes, comentarios ofensivos o rechazos que ejerza uno de los padres y que no le permita al otro convivir con un hijo.

La propuesta, que se encuentra en la Comisión de Género, busca sancionar de dos años y seis meses a con diez años y seis meses de prisión.

violencia vicaria
Madres buscan que en Puebla se reconozca este tipo de violencia. (Foto: Es Imagen)

Signos de la violencia vicaria

El Frente Nacional contra la Violencia Vicaria define este tipo de violencia como un acto machista ejercido por el padre (comúnmente) contra la madre, cuando ella decide terminar el ciclo de violencia.

De esta forma, el padre utiliza a los hijos para perjudicarlos. Por ejemplo –explican– para lograr el cometido, el padre oculta a los menores y los aísla de su madre con la finalidad de controlarla, dominarla y someterla, generando un gran daño psicoemocional en ellas y sus hijos. Además de violentarlas judicial y económicamente.

La violencia vicaria está considerada como un evento traumático para las infancias los signos del estrés traumático pueden ser:

  • nerviosismo
  • preocupación por la seguridad
  • agitación
  • retraimiento
  • tristeza
  • dificultad para dormir
  • rabietas
  • disociación, una reacción extrema que los lleva al aislamiento

También lo pueden manifestar con problemas físicos como:

  • dolores de estómago
  • dolores de cabeza
  • náuseas y vómitos

Si una madre cree que puede estar sufriendo este tipo de violencia, puede acercarse al Frente Nacional, a través de Instagram, en el perfil: instagram.com/frentenacionalviolenciavicaria/ para pedir asesoría y acompañamiento.

 

 

 

--
POB/LFJ