OPINIÓN: Vulnerabilidades de periodistas

En su libro “Sólo para Periodistas”, Rogelio Hernández López identifica 14 vulnerabilidades de periodistas.

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

Antes lo he mencionado, pero siempre es oportuno recordarlo. En su libro “Sólo para Periodistas”, el experimentado reportero investigador y firme defensor de sus pares, Rogelio Hernández López identifica 14 vulnerabilidades de periodistas.

Son 14 vulnerabilidades que de facto adquirimos por dedicarnos a esta profesión y que si pusiéramos atención, nos daríamos cuenta que todas las profesiones tienen sus vulnerabilidades propias, como el riesgo de ser víctima de violencia que enfrentan quienes conducen un taxi o el riesgo de caer de un andamio para quienes se dedican a la construcción.

Entre estas debilidades propias de nuestra actividad están algunas relacionadas con los derechos laborales:

  • Trato profesional en salarios y prestaciones. No existen estándares que midan cuánto debe percibir en salario cada periodista y podemos ver colegas que ganan veinte pesos por nota publicada o 40 mil pesos si trabajan en un medio muy grande. Aunque existe el Salario Mínimo Profesional para Reportero y Reportero Gráfico, es muy bajo y no significa que las empresas se sientan obligadas a pagarlo. De hecho buscan cualquier manera para violar la Ley Federal del Trabajo.
  • Protección de las empresas en misiones o tareas de alto riesgo. Las empresas de medios (públicas y privadas) no cuentan con programas de capacitación ni entrenamiento en coberturas de riesgo no dan equipamiento específico a sus periodistas para que puedan realizar sus labores en condiciones de seguridad. La pandemia por COVID-19 fue un claro ejemplo de esto cuando ni siquiera dotaban de cubrebocas a sus periodistas. Ya no qué decir de aquellos medios que envían a sus profesionales a cubrir temas como narcotráfico.
  • Propiedad como autor de obra escrita, gráfica o de cualquier otro tipo. Como periodistas generamos material informativo que es también material que debe tener derechos de autor y que las empresas obtienen ganancias económicas. No se reconoce el derecho de autor, porque eso obligaría a las empresas a pagar regalías por la utilización de lo que profesionalmente generamos.
  • Derecho de réplica ante el manejo inadecuado de la información que se entregue. Esto significa que el medio puede publicar nuestro material como les venga en gana, alterando textos, quitando nuestra firma y hasta poniendo encabezados que alteran el sentido de lo que se entregó y pese a que puede generar problemas al autor de la nota, las empresas no hacen nada.
Periodistas asesinados
(Foto: Juan Carlos Sánchez / La Resistencia)
Te puede interesar: OPINIÓN: Mesas de diálogo para una ley de periodistas… sin periodistas

A esto debe sumarse que las empresas no pagan seguridad social ni prestaciones previstas en la ley. Que alguien asuma esa responsabilidad sólo perpetuará el modelo de “apapacho” a los dueños de medios que seguirán sin verse en la obligación de cumplir las leyes y proteger los derechos laborales de las y los periodistas.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/KPM