Por lo menos en los últimos siete años en Puebla, han ocurrido cinco linchamientos con modus operandi similares: se esparce el rumor que hay “roba-chicos” y atacan a una o más personas –inocentes–, la policía las resguarda, los pobladores las sustraen y luego las queman.

De acuerdo a datos hemerográficos, son cinco los linchamientos que han sido similares en dicho tiempo; sin embargo, ha habido en general distintos casos que han llegado hasta la muerte de las víctimas, aunque otros han quedado en intento.

Por ejemplo, en los datos más recientes, durante 2020 en Puebla se registraron 148 linchamientos, la mayoría de estos fueron en la capital poblana, con 67 casos. Además, febrero, el último mes antes del inicio de la pandemia, es el mes que más veces se presentó esto con 30 casos.

Ajalpan, 2015

La noche del 19 de octubre de 2015, pobladores de Ajalpan, golpearon hasta la muerte a dos personas, luego les prendieron fuego, puesto que las señalaron de secuestro de menores.

Pero, antes de asesinarlos, fueron golpeados y la policía municipal detuvo a las dos personas de forma preventiva, sin embargo, alrededor de mil 500 personas se reunieron y acudieron a la Comandancia Municipal para sacar a los dos hombres.

Linchamientos
(Foto: Archivo/Es Imagen)

Posteriormente, los volvieron a golpear y les prendieron fuego, colocando objetos como palos, lonas y papelería. A la par, incendiaron una patrulla y el edificio de la Presidencia Municipal.

Después, se conoció que las víctimas del linchamiento eran encuestadores de 'Marketing Research & Servicios SA de CV', Rey David y José Abraham Copado Molina, quienes estaban realizando precisamente su trabajo.

Acatlán de Osorio, 2018

Otro de los linchamientos ocurrió en agosto de 2018, en Acatlán de Osorio, cuando Ricardo N de 21 años y Alberto N de 53, fueron asesinados al señalarlos de roba chicos.

En este caso, cuando circulaban a bordo de una camioneta, fueron bajados y posteriormente golpeados, debido a que acusaron que llevaban, en ese momento, a dos menores secuestrados, aunque no era cierto.

Los llevaron ante las autoridades, pero quedaron inconformes. Forcejearon con los policías municipales y sacaron a los dos detenidos, para después lincharlos.

Familiares de las víctimas señalaron que no se trataba de secuestradores de menores, sino que Alberto era campesino del municipio de Tianguistengo y Ricardo era estudiante de Derecho.

Tlacotepec de Benito Juárez, 2020

Para agosto de 2020 ocurrió otro caso de linchamientos, cuando habitantes de Tlacotepec de Benito Juárez lincharon a un hombre al que señalaron como "roba-chicos", acusación que también fue falsa.

El hombre fue detenido por policías municipales tras ser señalado de intento de secuestro de una menor; sin embargo, un grupo de pobladores acudió a la presidencia y se amotinó para intentar sacarlo utilizando una patrulla de la Policía Estatal.

Con el vehículo derribaron los muros y lograron sacar al detenido, quien fue golpeado con piedras hasta que perdió la vida. Posteriormente, le prendieron fuego.

San Nicolás Buenos Aires, 2020

La noche del domingo 25 de octubre, una pareja fue acusada de intentar robar un menor de edad en la comunidad de Emilio Portes Gil, en el municipio de San Nicolás Buenos Aires, Puebla, lo que provocó un linchamiento por parte de los habitantes.

En redes sociales, circularon videos de cómo una turba agredió a golpes a un hombre y una mujer y los acusaba de supuestamente haber intentado robar a un menor de edad, sin que se tuviera la intervención de la autoridad.

El crimen que causó la muerte del hombre en el lugar y de la mujer, quien falleció horas después en un hospital.

Huauchinango, 2022

Daniel Picazo, abogado y exfuncionario de la Cámara de Diputados, fue víctima de los linchamientos, en la junta auxiliar de Papatlazolco, del municipio de Huauchinango, luego de rumores que surgieron sobre robo de menores en la zona.

El viernes 10 de junio de 2022, Daniel estaba en Huauchinango, de donde era originario, cuando pasó por dicha junta auxiliar y un grupo de 30 personas lo detuvo señalándolo de haber intentado robarse a un menor de edad, según el Ayuntamiento de Huauchinango.

En ese sentido, detalla que las autoridades arribaron a la zona donde pudieron apoyar a Daniel subiéndolo a una unidad de la policía municipal; sin embargo, las personas consiguieron bajarlo y llevárselo a las canchas de la zona donde esperaban más de 200 habitantes, donde lo lincharon.

Lo ataron y golpearon, para después prenderle fuego. Y, aunque las autoridades arribaron al sitio, no se les permitió acercarse, sino hasta que el hombre de 31 años de edad ya no tenía vida, luego que lo lincharon.

__

POB/KPM