Iniciar un huerto en casa no es tan difícil ni hay por qué invertir una gran cantidad de dinero, pues se puede optar por reciclar distintos elementos para que este pueda funcionar y cosechar diversas hortalizas.

De acuerdo a Greenpeace, el tener un huerto en casa es importante para cambiar el estilo de vida a uno más sano, responsable y ecológico, además que tiene muchos beneficios como: dieta saludable y a mejor precio, conocer el proceso de cultivo y calidad de lo que se consume y tener alimento durante todo el año, entre otros.

En ese sentido, da una serie de recomendaciones para quienes buscan cómo comenzar un huerto en casa.

Recomendaciones para el huerto en casa

  1. Elegir las hortalizas adecuadas

Al ser la primera vez que se hace un huerto en casa, lo ideal es optar por las hortalizas más amigables, como:

  • Lechugas
  • Rábanos
  • Rúcula
  • Ajos

Estos se adaptan más fácil a los huertos elaborados en recipientes de plástico pequeños, puesto que estos suelen limitar el desarrollo de algunas hortalizas.

Asimismo, se puede optar por las que se dan todo el año, como:

  • Rábano
  • Chile serrano
  • Espinaca
Huerto en casa: Rábanos
(Foto: Tamara Elnova/Pexels)

En un metro cuadrado con 30 centímetros de profundidad, Greenpeace recomienda acomodar:

  • Sandía
  • Jitomate
  • Lechugas
  • Legumbres
  • Espinacas
  • Zanahorias
  • Papa
  • Brócoli
  1. Optar por materiales reciclados

Otra recomendación es que no necesariamente se deben comprar grandes utensillos para poder hacer el huerto en casa, sino que lo ideal es que sea con materiales reciclados para evitar la contaminación.

Por ello, recomienda utilizar, adecuando, los siguientes artículos en el huerto en casa:

  • Huacales
  • Cajones viejos
  • Botellas de plástico
  • Llantas ponchadas
Te puede interesar: Consejos para hacer composta en casa
  1. Combinar, intercambiar y rotar los cultivos

También aconseja no colocar la misma especie de planta en un mismo recipiente dos veces seguida, porque cabe la posibilidad que el cultivo anterior haya agotado nutrientes específicos y la nueva tendrá deficiencias.

Además, explica que así existen también más posibilidades de que la planta agarre una enfermedad o plaga del cultivo anterior. Por eso, asegura que hay que combinar, intercambiar y rotar.

  1. Hacer el huerto diverso

Por otra parte, expone que lo mejor es contar con la mayor biodiversidad posible, es decir, que en este se cultiven diversas hortalizas al mismo tiempo que plantas aromáticas o medicinales, así como flores.

Esto, expone, servirá para conseguir un espacio de cultivo equilibrado, con el propósito de atraer a fauna beneficiosa que sea útil para controlar posibles plagas y enfermedades en el huerto en casa.

  1. Elegir el lugar ideal con luz directa y agua cerca

Uno de los puntos más importantes es elegir un espacio donde le dé luz directa a lo que se está cultivando, así como que exista una toma de agua directa para que se mantenga hidratada.

Es importante valorar la disponibilidad de luz que el sitio tiene en las diferentes épocas del año y qué tipo de cultivo se va a realizar en el huerto en casa.

En cuanto al agua, es suficiente con que haya acceso a una regadera o una manguera o poder instalar un sistema de riego por goteo.

__

POB/KPM