El “xole” es un atole negro prehispánico de la época de la conquista, elaborado a base de maíz quemado, cacao, canela y panela.

Era utilizado anteriormente para la purificación del cuerpo y alma durante el solsticio y –actualmente– prevalece en festividades religiosas y eventos sociales en el municipio de Chignautla.

Esta bebida prehispánica era consumida cuando las personas pedían perdón y daban gracias por el proceso de la milpa, según cuenta la comunidad de Chignautla.

Los ancestros realizaban el xole quemando el maíz amarillo o azul, el cual endulzaban con miel de abeja y que bebían únicamente cuando empezaba la siembra.

El xole es una bebida que sólo se prepara una vez al año, por la fiesta de la Santa Cruz, aunque se dice que ante se elaboraba cuando se festejaba el santo de alguna persona, se realiza una boda o se bautizaba a un bebé.

Durante las festividades, además de beber el atole negro, se acostumbra bailar el Xochilpizauatl, una celebración que reúne danzas, música, gastronomía y artesanías tradicionales de los pueblos nahuas de México, para agradecer a los dioses del sol, del aire y de la lluvia.

Lee también: Xocolátl, la bebida ancestral de Cholula

La característica principal del xole, surge al momento de azar el maíz, pues este se torna de un color negro, el cual, según cree la gente, sirve para limpiar y purificar la sangre.

Otra característica es que esta bebida se acompaña con totopos o con cacalas, un tipo de tortilla que está hecha a base de maíz, sal y anís; las cuales deben tener forma cuadrada para representar la unión del pueblo y los puntos cardinales que representan a los guardianes del proceso de la milpa.

El Xole
(Foto: Es Imagen)

Proceso de elaboración del Xole

El primer paso para elaborar el Atole Negro, es poner a tostar el maíz a fuego bajo, hasta que se queme, quedando seco y poroso. Después se muele en un metate.

Luego, se debe quemar el cacao para martajarlo en un metate para disolverlo en agua. Seguido a esto, se debe poner a hervir el maíz, el agua, y la cal para conseguir el nixtamal, que pasará a ser una masa, que se disolverá en agua.

Durante el proceso de hervir los ingredientes, se debe colocar el pinole, que es el maíz quemado en forma de polvo, esto le dará el color negro característico al atole. Esto se debe hacer continuamente para no quemar la mezcla.

Por último, una vez que se hierve todo, se coloca el cacao y la panela para agregar un toque dulce al Xole. Esta bebida ancestral se sirve en una jícara y se puede tomar frío o caliente.

Feria del Xole

Por cuarto año consecutivo, se realizará la Feria del Xole los días 9, 10 y 11 de septiembre de 2022, en Chignautla, Puebla.

En el evento donde participarán varios artesanos y comerciantes locales, con el objetivo de que las personas conozcan el municipio y se fomenten las tradiciones propias del lugar.

Dicho evento, tuvo inauguración en 2019, cuando el «Grupo La Chignauteca«, formado por jóvenes del municipio, decidieron dar a conocer las costumbres y por supuesto, la gastronomía de Chignautla, con la famosa bebida ancestral, conocida como el Xole.

 

 

 


POB/AHC