Familias de mineros atrapados en Coahuila, han aceptado el plan de rescate anunciado por el gobierno mexicano, aunque este implique una duración de seis a once meses de rescate.

Inicialmente, las familias habían rechazado porque tomaría meses y prácticamente ponía fin a las esperanzas de rescatarlos con vida.

No obstante, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo que las familias de los mineros finalmente aceptaron este nuevo plan de rescate y comenzarán las labores.

Tras 26 días del accidente en la mina El Pinabete, en Sabinas, Coahuila, López Obrador dijo que buscarán dijo que se busca “sacar los cuerpos lo más pronto posible”, sin hacer referencia a la posibilidad de que aún puedan estar vivos.

Ya hay un consenso, las 10 familias están de acuerdo en que se lleve a cabo este trabajo, y no aceptaban por el tiempo, porque nos va a llevar más tiempo el rescate”

De igual manera, el gobierno mexicano ofreció una indemnización económica –no especificada– para cada una de las 10 familias de los mineros atrapados.

En un inicio, esta nueva propuesta de rescate generó indignación entre los familiares de los mineros, ya que consideraban que se les estaba dando por muertos.

Este nuevo plan de rescate propone realizar una excavación desde otro punto del terreno para poder llegar al fondo de la mina y dar con ellos.

Mineros atrapados en una mina

El pasado 3 de agosto un grupo de aproximadamente 15 mineros sufrió el colapso de una mina cuando se encontraban trabajando a una distancia de mas de 60 metros bajo tierra.

Cinco mineros lograron salir del pozo, pero 10 de ellos quedaron atrapados.

Desde ese momento, la Secretaría de Gobernación anunció que se pondría en marcha el Plan DN-III-E, en caso de desastres naturales, con el objetivo de auxiliar a los hombres atrapados.

Así mismo se anunció el trabajo en conjunto de las diversas secretarias de gobierno con el fin de asegurar un rescate seguro y rápido.

 


POB/CFVJ