La inflación en México aumentó 8.15% en julio de 2022 para los consumidores, lo que representa el mayor nivel desde el año 2000 y que ha provocado que la población deje de consumir ciertos alimentos ante la insolvencia.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un 8.15% a tasa interanual, cifra mayor a la del 2000 cuando los precios se aumentaron en un 8.96%.

Los productos y servicios que mayor variación de precio a tuvieron –al alza– en julio, son:

  • Huevo: 8.31%
  • Papa y otros tubérculos: 11.96%
  • Loncherías, fondas, torterías y taquerías: 0.85%
  • Naranja: 15.51%
  • Cebolla: 13.79
  • Refrescos envasados: 1.33%
  • Restaurantes y similares: 0.94%
  • Vivienda propia: 0.25%
  • Tomate verde: 20.41%
  • Carne de cerdo: 3.40%
Inflación
(Foto: Es Imagen)

El INPC actualizado también indica que Puebla fue el cuarto estado a nivel nacional con variación de inflación menor al promedio nacional, mientras que Michoacán fue en general el más elevado.

La inflación es el aumento descontrolado que sufren algunos productos y servicios a causa de una situación económica negativa.

A nivel global ha sido un tema alarmante por el impacto que ha provocado el choque de oferta-demanda de productos y servicios por la pandemia, además del incremento de diversos insumos por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

En México se intenta combatir con el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), precisamente busca estabilizar los precios de la canasta básica, de mutuo acuerdo con productores y vendedores.

Te puede interesar: 24 productos de canasta básica deben estabilizar su costo contra inflación

Población modifica consumo por la inflación

La 17 ª Encuesta ANPEC: “Inflación y Desabasto: La Inflación es una realidad, no una percepción”, indica que el nivel de inflación provocó modificar el consumo de diversos productos, pues la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes encontró que se dejaron de comprar en mayor medida el huevo, botanas, dulcería y lácteos.

Ha habido un cambio en los hábitos de consumo de los mexicanos, pasando de un consumo diario de lo esencial, buscando lograr una racionalización del mismo, cancelando compra de productos, alejándose de las marcas de su preferencia y tendiendo a la compra genérica y a granel”, detalla.

Ahora, los consumidores los compran de esta forma:

  • Tortilla- por medios kilos
  • Huevos – por pieza
  • Leche – por litro (o productos más baratos cómo fórmulas)
  • Pan - por pieza
  • Embutido/quesos - menos de medio kilo
  • Aceite – medio litro
  • Arroz - por medio kilo
  • Frijol – por medio kilo
  • Azúcar – por medio kilo
  • Tomate – por pieza, al igual que la cebolla, aguacate y papa
  • Carnes - medio kilo (cuando se logra consumir)
Inflación
(Foto: Es Imagen)

La encuesta, realizada en todo México, también encontró que de octubre de 2021 a julio de 2022, el ticket promedio de compra por visita de cliente pasó de $100-$150 pesos a $50-$100 pesos.

También detalla que las ventas han caído en más de un 8% en lo que va de 2022, así como un 30% desde que inició la pandemia.

Recomendaciones ante la inflación

Para hacer frente a la inflación, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dio las siguientes recomendaciones para familias:

  1. Elabora un presupuesto familiar con el detalle de ingresos y egresos, para priorizar gastos necesarios.
  2. No tomar una decisión de compra, hasta comparar precios y calidad.
  3. Hacer una lista de productos necesarios, para solo comprar lo indispensable y evitar caer indiscriminadamente en antojos.
  4. Dar oportunidad a marcas más económicas que garanticen buena calidad, pese a que no sean las que se acostumbra consumir.
  5. Prestar atención y cuidarse de ciertas ofertas, como el 2x1 que provoca en ocasiones que las personas compren productos que no necesitan.
  6. Hacer un análisis detallado de gastos prescindibles, pequeños y recurrentes, conocidos como “gastos hormiga”, para evitarlos.
  7. Anticipar la compra de bienes o productos que una familia necesitará a futuro.
  8. Postergar gastos no indispensables, mientras la inflación esté en un alto nivel.
  9. Buscar invertir en lugar de dejar el dinero de una cuenta de depósito, para lo cual se puede solicitar el apoyo de un contador.
  10. Diversificar las fuentes de ingresos, en medida de lo posible.

__

POB/KPM