OPINIÓN: “Pero sigo siendo el rey…”

La denuncia mediática presente, en contra del enemigo, es el punto que culmina una operación triunfadora y que es la joya de la corona

coloquio-de-los-perros-header

Acarreo de personas, una noche para dormir en la fila, “lonches” gratuitos, 500 pesos por persona votante, patadas, trompadas y pleitos, relleno de urnas, disputa por los “clientes” que votan, operación carrusel, descalificaciones y denuncias mediáticas, todos a la cargada hay que ganar. 20 mil pesos por casilla ganada.

El oro y el moro” aplica. O cumples o no hay billete.

La denuncia mediática presente, en contra del enemigo, es el punto que culmina una operación triunfadora y que es la joya de la corona, para que se crea y se vuelva verdad lo que conviene a los intereses de quien o quienes operaron mejor.

Fue lo menos.

Un Consejo Estatal de Morena, producto de la modernización de los recursos electorales, o electoreros, dirían algunos, que se han pulido con el curso de los trienios y sexenios, bueno, y de los quintenios.

Una nueva etapa para Puebla. Un Consejo Estatal de Morena que estará en manos de Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta que logró que el 77 por ciento de sus integrantes sean personajes afines a sus disposiciones y que consolidan su modus operandi.

Te puede interesar: OPINIÓN: Agua de Puebla, puñalada contra los poblanos

Un Consejo que lo protege de las malsanas intenciones de sus compañeros de sector y de partido. Que le da cobertura para poner y quitar aspirantes a puestos de elección popular. Que lo blinda ante los seguros descontones de sus enemigos de casa.

Pero que no le da, todavía, para vetar o imponer a su sucesor.

Sin embargo, en el corto plazo, le da para una disfrutable y solaz gestión.

Pero sigo siendo el rey…” diría José Alfredo Jiménez.

--
POB/AAG