OPINIÓN: Cambios en la familia real británica

ANTAR HEADER

Tras la muerte de la reina Isabel II, se han producido cambios sustanciales –por primera vez en siete décadas– en la línea de sucesión al trono británico, en los títulos que ostentan los distintos miembros de la familia real y también en las residencias reales, que se les asignan a tenor del rango.

Ya se ha proclamado a Carlos III rey del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, pese a lo extendido que estaba la inventada creencia de que Carlos no iba a reinar nunca y que el trono iba a pasar directamente al príncipe Guillermo, por la avanzada edad del heredero.

Por su parte, Camila Shand, más conocida como Camila Parker Bowles (por el apellido de su primer marido) finalmente será reina. Pese a que nunca llevó el título de princesa de Gales y que, durante años, era oficial que cuando Carlos llegase al trono ella solo ostentaría el título de princesa consorte.

Fue la reina Isabel II quien al cumplir 70 años en el trono pidió expresamente que, en su momento, fuera nombrada Camila como reina consorte.

Los nuevos reyes ya han anunciado cambios a su personal por su próxima mudanza al palacio de Buckingham. Se ha filtrado, por una carta del secretario de Carlos III, que Clarance House, la que hasta ahora había sido la residencia tradicional del príncipe de Gales, estará cerrada.

Los cambios del príncipe Guillermo y la princesa Kate Middleton

Por otro lado, no es de extrañar teniendo en cuenta la polémica que habían generado ya las reformas de la que iba a ser la tercera residencia para el príncipe Guillermo y Kate Middleton, una caseta aledaña al Castillo de Windsor llamada Adelaide Cottage.

El príncipe Guillermo ostentaba el ducado de Cambridge. Ahora, con el ascenso al trono de su padre, Guillermo suma el ducado de Cornuales y el título de príncipe de Gales, este último tiene ligada la posesión de un total de 526 kilómetros cuadrados de tierras.

Por otro lado, al ser el primogénito del monarca, hereda también los títulos: duque de Rothesay en Escocia, conde de Chester, conde de Carrick, gran senescal de Escocia, señor de las Islas y barón de Renfew.

Por su parte, Middleton, que es la consorte de todos esos títulos, es la primera en ostentar el título de princesa de Gales desde la muerte de Lady Di, pues la segunda esposa de Carlos III, la reina consorte Camila, nunca lo utilizó debido a la carga sentimental que representaba ante la opinión pública.

Las variaciones del príncipe Enrique y la duquesa Meghan Markle

Quizá el cambio de rango más ruidoso lo obtendrán los hijos del príncipe Enrique y Meghan Markle, pues se espera que Archie Harrison y Lilibet Diana Mountbatten-Windsor ostenten el título de príncipes, por ser nietos del rey Carlos III.

No obstante, Enrique y Meghan seguirán viviendo en California, pero mantienen en alquiler su antigua residencia en Windsor, Frogmore Cottage, que renovaron poco antes de irse y por la que ahora pagan alquiler a la Corona.

Las decisiones de los hijos de la reina Isabel II

Algunos hijos de Isabel II ya decidieron no dar título principesco a su prole con el fin de protegerlos de la atención mediática, como Eduardo de Wessex, a quien las cábalas –tras la muerte de su madre– le sitúan como posible heredero del ducado de Edimburgo.

Ahora que Carlos III es rey, se deben esperar más cambios dentro de la Casa Real, pues ha pasado años construyendo su propio hogar y círculo íntimo. Por lo cual, estos primeros meses serán importantes para entender los ajustes que hará el monarca para lograr su visión en el futuro de la corona británica.

Contractor: [email protected]

Twitter: @antarma

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Internacionalista por la UDLAP, vicepresidente de Somos Naciones en México A.C. y colaborador del COMCE Sur. Me gustan los libros de historia universal, poesía y tecnología. En mis pasatiempos toco la guitarra acústica. Soy un mexicano comprometido en el desarrollo de un mejor futuro.

--
POB/LFJ