Las escuelas particulares no pueden obligar a los estudiantes, madres y padres de familia a comprar uniformes ni útiles escolares, en determinados lugares, además no deben exigir que se usen nuevas prendas cada ciclo escolar.

De acuerdo a la Procuradurías Federal del Consumidor (Profeco), es una obligación de las escuelas particulares no exigir que acudan con determinados proveedores de uniformes y útiles escolares.

Asimismo, explica las escuelas particulares únicamente tienen derecho a solicitar libros que correspondan a ediciones actualizadas y que los útiles y uniformes estén en buen estado, por ejemplo: que no estén rotos.

En dado caso que sea indispensable la adquisición de cualquiera de los artículos o prendas escolares con determinado proveedor, la Profeco explica que los precios no deben ser superiores a los disponibles al consumidor en el comercio en general.

Aunado a lo anterior, da especificaciones sobre las colegiaturas en las escuelas privadas, puntualizando que:

  • Durante el ciclo escolar no deben aumentar unilateralmente, a menos que sea de común acuerdo con los padres de familia.
  • Informar el costo y número de colegiaturas.
  • Notificar la posibilidad de dar por terminada la relación contractual, al dejar de pagar tres o más colegiaturas.
Escuelas particulares
(Foto: Es Imagen)

También recuerda que el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que:

Toda persona tiene derecho a la educación. El Estado-Federación, Estados, Ciudad de México y Municipios- impartirá y garantizará la educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior. La educación inicial, preescolar, primaria y secundaria, conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias”.
Te puede interesar: En escuelas de Puebla denuncian 5 casos de abuso

¿Qué hacer si las escuelas particulares incumplen?

En caso que las escuelas particulares no cumplan, se puede proceder con una denuncia o queja ante Profeco.

Denuncia

En el caso de la denuncia, el denunciante no está obligado a presentar pruebas ni a otorgar sus datos personales. Únicamente debe dar un resumen de la situación.

La denuncia se puede realizar sobre actos u omisiones de un proveedor que afecten a los intereses del consumidor o los de un porcentaje de la sociedad, por ejemplo: cuando una tienda no te da el producto que te muestra, es decir que usa publicidad engañosa.

Al respecto, la Profeco procederá a realizar una verificación al proveedor y, de encontrarse que lesiona los derechos del consumidor, procederá a ser sancionado.

La forma más sencilla de hacer la denuncia es mediante el Teléfono del Consumidor al (55) 5568 8722 o al 800 468 8722. También, el consumidor puede visitar el sitio web telefonodelconsumidor.gob.mx/, donde podrá hablar con un asesor.

Queja

En el caso de una queja, es una reclamación formal cuando el proveedor perjudica directamente a un consumidor al no respetar los términos y condiciones en que contratas un servicio o adquieres un bien.

Es necesario acudir personalmente a tu delegación Profeco más cercana, en la ciudad de Puebla se encuentra en la Calle 19 Sur #506, Col. La Paz.

O realizar el trámite mediante Concilianet, un módulo digital de solución que implemento la Profeco.

Para efectuar el proceso, hay que presentar la siguiente documentación:

  • Tu nombre y domicilio
  • Identificación oficial
  • Contrato, recibo o comprobante de compra
  • Nombre y domicilio del proveedor, en caso de no aparecer en el recibo, señalar el lugar donde puede ser localizado
  • Descripción del bien o servicio que se reclama y la narración de los hechos que dieron lugar a la queja
  • Formato de recepción de queja impreso

 

__

POB/KPM