En Puebla, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno Federal, pidió que se fortalezcan los protocolos de atención y protección de madres buscadoras, tras los asesinatos que se han registrado en el año.

En la clausura del XXV Encuentro Internacional de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y caribeños, señaló que, en lo que va del 2022 suman cinco feminicidios de madres buscadoras, entre ellos, el registrado en Puebla con Esmeralda Gallardo:

  • Ana Luisa Garduño el 27 de enero en Morelos
  • Gladys Aranza Ramos el 15 de julio en Sonora
  • Rosario Lilián Rodríguez el 31 de agosto en Sinaloa
  • Blanca Esmeralda Gallardo el 4 de octubre en Puebla
  • María del Carmen Vázquez el 6 de noviembre en Guanajuato

Aunado a esto, dijo que buscará se destinen más recursos para la operación de las Comisiones de Búsqueda; para fortalecer las capacidades forenses y de búsqueda de mujeres desaparecidas con un total de 34 millones de pesos en subsidios.

Por otra parte, el subsecretario de Derechos Humanos informó que se buscarán destinar entre 60 y 100 millones de pesos en el segundo semestre de 2022 para la creación de centros de resguardo temporal de cuerpos o centros de identificación.

Sin embargo, mencionó que esto no era seguro pues aún se esta acordando con las entidades cómo se utilizaran estos subsidios para ayudar en los casos de mujeres desaparecidas.

Mujeres desaparecidas
(Foto: Es Imagen)

¿Cuáles son algunas características de las mujeres desaparecidas en Puebla?

Hasta el 25 de noviembre de 2022 hay un total de dos mil 447 personas desaparecidas en el estado de Puebla, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas.

Según datos de Tadeo Luna de la Mora, responsable del programa de Seguridad y Justicia del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE) de la Universidad Iberoamericana de Puebla, el 30.47 por ciento del total de personas desaparecidas en Puebla son mujeres de entre 10 y 19 años de edad.

De acuerdo con el experto, la situación de mujeres desaparecidas se puede relacionar con otro de los delitos más ocurrentes en Puebla que es la trata de personas con fines de explotación sexual, los cuales suceden en el estado vecino de Tlaxcala o el municipio de Tehuacán.

 

 


POB/AHC