La conexión entre mente y cuerpo es fundamental durante las relaciones sexuales, por eso es que estimular la mente puede provocar una serie de orgasmos sin necesidad de llegar al contacto físico.

De acuerdo con la web erótica Platanomelón, el órgano que puede recibir una mayor satisfacción es el cerebro, pues tiene un total de 85 mil millones de neuronas que pueden experimentar sensaciones placenteras.

Por eso, es que durante la masturbación el cerebro recibe señales de los estímulos placenteros, los cuales guarda y potencia para enviarlos a los músculos provocando lo que se conoce como orgasmo.

Los orgasmos generalmente se obtienen a través de la estimulación de órganos como los senos, el clítoris o el pene; sin embargo, la mente puede crear escenarios o fantasías sexuales que pueden ser placenteras y beneficiar la salud sexual.

Orgasmos
(Foto: Pexels)

Según datos de la web, a un 61% de los hombres contra un 51% de mujeres se les ha dicho que el sexo y el placer se complementan, lo cual puede perjudicar las relaciones sexuales.

Esto se debe a que si no existe una conexión entre la mente y los estímulos físicos, no se podrá llegar al placer o bien los orgasmos no llegarán.

Te puede interesar: Orgasmo femenino: 20 segundos de placer

Por ejemplo, a nivel físico el cuerpo debe experimentar una serie de estimulaciones para que el cerebro pueda procesar esa información y exista un proceso de «recompensa».

La cual tiene como objetivo que el cerebro se estimule y quiera que se repita esa acción, tal como sucede cuando el cuerpo come algo y le parece delicioso.

Por estas razones es importante desarrollar una fuerte conexión entre la mente y el cuerpo, por que sin ello, se puede afectar el deseo y la vida sexual.

POB/AHC