El bullying y suicidio pueden relacionarse pues los estudiantes quienes lo padecen pueden tomar la decisión de quitarse la vida luego de sufrir este problema; aunque no hay una sola causa, es multifactorial, señaló Stephaniee Tanús Minutti, coordinadora de la Escuela de Psicología de la Universidad Anáhuac.

En entrevista con Poblanerías.com, la especialista explicó que el bullying es un tipo de violencia en donde se sufren amenazas, agresiones físicas y verbales, acciones que a largo plazo provocan angustia, tristeza, miedo, ansiedad, depresión, así como estrés postraumático.

Por lo anterior es que el bullying y suicidio se vinculan. Las víctimas ven a la muerte como una estrategia para terminar con el sufrimiento al sentirse atrapadas y desesperanzadas. No se quieren morir, pero ven a la muerte como una solución para terminar con su dolor.

Si bien el bullying y suicidio se pueden relacionar, también se debe considerar que no es la única causa, el acoso escolar es uno de los factores de riesgo que se suman a otros como los sociales, psicológicos, así como los biológicos, sostuvo.

No todos los casos de bullying terminan en suicidio: sin embargo, sí hay una afectación en la salud mental de quien lo padece, resaltó Stephaniee Tanús.

Bullying y suicidio: ¿Cómo se pueden trabajar en las escuelas?

El bullying y suicidio se pueden trabajar de diversas formas en las escuelas, depende de las propias reglas de la institución educativa, así como de la posición que tenga cada trabajador dentro del centro escolar, aclaró Tanús Minutti.


publicidad puebla
 

Declaró que en el caso de la Anáhuac realizan jornadas de concientización, hablando sobre estos temas, los mitos alrededor del bullying y suicidio.

Por ejemplo, no se puede decir que el bullying es una etapa de la niñez, tampoco que eso hará más fuerte a la víctima pues con esos se perpetua la idea de no hacer nada por enfrentarlo, es decir, no se generan factores protectores, manifestó coordinadora de la Escuela de Psicología en la Anáhuac.

bullying y suicidio
(Foto: Es Imagen / Ilustrativa)

También se debe romper con el estigma de la salud mental, no se pude decir que el suicidio les pasa a los locos porque tampoco abona a encontrar soluciones al bullying y suicidio, añadió.

Al contrario, dijo, se debe trabajar en el autoconocimiento, las habilidades de manejo emocional, la comunicación y habilidades interpersonales.

En el caso de la universidad, indicó, se hacen jornadas para abordar el bullying y suicidio para educar de manera particular y así favorecer el desarrollo personal de las personas.

Lee también: Aumentan suicidios en Puebla: la entidad es la octava con más casos

Además, en caso de existir algún afectado también se puede revisar el tema de la defensoría, revisar que se puede hacer de acuerdo con los reglamentos, indicó.

Agregó que no solo en las escuelas se puede trabajar, sino desde todos los ámbitos, incluso desde los medios de comunicación quienes deberían informar con respeto y no sólo buscando hacer atractiva la información.

Sí hay protocolos para atender el acoso escolar

Stephaniee Tanús afirmó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) tiene protocolos para intervenir ante los casos de acoso escolar en las escuelas. Sin embargo, no tiene conocimiento si funcionan o no en las escuelas públicas.

En junio del año pasado, padres de familia acusaron que una maestra del Bachillerato Octavio Paz Lozano orilló a su hijo a suicidarse pues lo acosaba constantemente luego de denunciar la falta de incumplimiento de poner un 10 de calificación a quienes participaran en un concurso de matemáticas.

bullying y suicidio
(Foto: Es Imagen / Ilustrativa)

Ante este tipo de situaciones, consideró que es importante sensibilizar sobre el tema y también aclarar que no todo lo que sucede en la escuela es bullying, este se caracteriza por ejercer control sobre otro y generar daño físico o psicológico.

Señales de que estudiantes enfrentan bullying o tienen ideas suicidas

Tanús Minutti dijo que hay varias señales de alerta que se pueden detectar cuando los y las estudiantes enfrentan bullying o tiene ideas suicidas, algunas son las siguientes:

  • Aislamiento: Evitan situaciones sociales, la escuela o personas.
  • Se inhibe: No expresa sus emociones, anda con los hombros y ojos “caídos”.
  • Cambia su alimentación: Baja la ingesta de alimentos o aumenta su ingesta de alimentos.
  • Baja rendimiento escolar: Disminuyen sus calificaciones, se muestra cansados.
  • Deja de hacer sus actividades recreativas: Si practicaba algún deporte u otra actividad recreativa deja de hacerla.
  • Verbalizan ideas suicidas: Comienzan a decir que ya no quieren vivir, que desean morir, se despiden en redes sociales o se comunican con algunas personas para despedirse.
  • Pueden consumir drogas o alcohol.
  • Autolesiones: Se corta o quema partes de su cuerpo.

Ante este tipo de señales los padres deben estar muy atentos, no minimizarlos y considerar que todo es por la edad. También se debe estar atento de con quien se lleva.

Además, se deben de atender tanto a las víctimas de bullying, así como a quienes lo provocan pues sólo son señales de que están sufriendo y necesitan ayuda, acotó.

 

 


POB/LFJ