OPINIÓN: La Importancia del Ahorro a Largo Plazo para Emprendedores en Puebla

Conoce la importancia del ahorro a largo plazo y cómo los emprendedores en Puebla pueden garantizar su bienestar financiero en la tercera edad.

alejandro lozano asesor financiero

Uno de los mayores desafíos de un emprendedor es imaginarse en la tercera edad.

Un empresario puede proyectar ingresos, diseñar proyectos de inversión, reducir costos… Pero generalmente le cuesta trabajo prepararse para cuando ya no pueda trabajar.

En la gran mayoría de los casos, hay recursos financieros para casi todo: Viaje a Europa, las colegiaturas de los hijos en una escuela privada, casa en el fraccionamiento de moda, hasta una SUV 4×4 de última generación. Pero no hay recursos para la vejez. De eso mejor ni hablamos.

No estoy diciendo que la lista de objetivos anteriormente mencionados esté mal. Pero no siempre seremos jóvenes.

También hay que pensar cuando ya no podamos trabajar.

Digamos que eres una ortodoncista de 58 años. Ahora ganas 2 millones de pesos anuales. Tienes tu clínica y trabajan para ti cuatro pasantes. No tienes pareja, y tus dos hijos estudian en universidades de alto nivel. Uno arquitectura, el otro, gastronomía. Ya casi acabas, el más chico se gradúa en 3 años.

Pero algo pasa… sientes algo de mareo, y a veces la mano izquierda tiembla. Dieciocho meses después, te dan una noticia demoledora: Parkinson.


publicidad puebla
 

Respiras y te tranquilizas. Tienes activos netos por 4 millones.

La mala noticia es que los pacientes te buscan a ti, no a los pasantes. Así que poco a poco dejan de ir al consultorio.

Necesitas con el tiempo cuidador, que cobra 600 pesos por cada uno de los tres turnos. Tienes que pagar doctor, medicinas, estudios. Aproximadamente 50 mil pesos al mes por todo, o 600 mil al año.

En muy pocos años te habrás quedado sin dinero y estarías viviendo de lo que tus hijos te puedan dar, sin ni siquiera casa propia.

El dilema de la mascarilla de oxígeno

La tripulación de un avión comercial da, invariablemente, ciertas indicaciones antes del despegue, en el caso que ocurra una pérdida de presión en la cabina:“Póngase siempre primero su mascarilla de oxígeno, antes de ayudar a los demás”.

¿De verdad? ¿Primero yo? ¿Y mi familia? Pues sí. Primero tú. Así de simple.

En términos financieros… ¿Cómo te pones la mascarilla de oxígeno, antes de ayudar a los demás?

Hablemos de nuestra querida ortodoncista. Imaginemos que ahora tiene 35 años, y alguien le explica que primero se ahorra y luego se gasta.

Ese alguien le aclara que no se trata de fondos de contingencia, inversiones, o una meta de ahorro como las tandas (de esto hablamos en otra ocasión).

No. Este es “EL AHORRO”. Un dinero que jamás se va a tocar. Pase lo que pase.

Es una carrera de resistencia, no de velocidad.

También ese alguien le explica que, si ahorra mil pesos a la semana, ahora que tiene 35 años, en una inversión con un rendimiento del 11% anual, cuando cumpla los 60 tendrá ahorrados aproximadamente 6.9 millones de pesos. Después de ahorrar estos 1000 semanales, puede gastar o invertir en lo que quiera.

Este capital, en esa misma inversión del 11% anual, ahora le da anualmente 750 mil en intereses. Suficientes para cubrir los 50 mil mensuales requeridos en su manutención en el terrible escenario de vejez y enfermedad. Y sigue conservando su casa y los 6.9 millones en su cuenta bancaria.

¿Pero, qué pasa con alguien que no tiene el nivel de ingresos de una ortodoncista?

Imaginemos a Juan. Él tiene 25 años y gana aproximadamente 2,000 a la semana. Está dado de alta en el IMSS. Decide invertir 231 pesos a la semana, en una inversión que apenas le da el 8% anual de rendimientos. Cuando cumpla 65 años tendrá un ahorro acumulado de 3.4 millones.

El monto de sus intereses mensuales, por el ahorro de su vida, en la misma inversión que apenas le da el 8% anual será en números redondos de 22,600 pesos.

Ahora le sumamos la pensión mínima garantizada del IMSS, que en este momento asciende a 7,500 y la pensión universal para adultos mayores de 3,000 pesos. En total 33,100 de percepciones mensuales. Y sigue teniendo 3.4 millones en su banco.

El interés compuesto es la clave. Ese tipejo que odias en la tarjeta de crédito, ahora es tu mejor amigo.

No importa la edad que tengas, EMPIEZA HOY.

Si tienes hijos el mejor regalo que les puedes dar, más allá de la mejor preparación académica que el bolsillo te permita, también es que, en tu vejez, no seas para ellos una carga financiera.

Y el mejor regalo que te puedes dar, de ti para ti, es que si deseas a los 65 años caminar por la playa y sentir en el rostro la fresca brisa nocturna en el invierno de tu vida, tengas la opción de hacerlo. Porque en eso consiste la más grande y noble de todas las empresas: Sin trabajar, seguir ganando.

Alejandro Lozano asesor financiero

Alejandro Lozano dirige una firma contable con 22 años de experiencia asesorando a las empresas en la gestión de trámites.