En diciembre de 2020, se hicieron virales las imágenes de cómo tráileres llegaron a colonias al sur de la ciudad de Puebla para regalar toneladas de verdura a la gente.

La persona identificada como el benefactor de aquella obra fue Antonio Valente Martínez Fuentes alias “El Toñín”, quien se describe como un agricultor de la comunidad de Palmarito Tochapan; aunque también es señalado por el gobierno del estado como uno de los líderes huachicoleros más buscados.

Cuando “El Toñín” repartió comida en las unidades habitacionales de San Ramón y Agua Santa, fue entrevistado en uno de los noticiarios con mayor audiencia de Puebla: Buenos días con López Díaz. Lo que nadie relacionó, en ese momento, es que se trataba del responsable, según el gobierno estatal, de la violencia que se vive en el llamado “triángulo rojo”. Horas después, la entrevista fue eliminada de sus redes sociales.

Desde 2017, “El Toñín”está bajo la lupa de la seguridad en Puebla, pues en ese entonces, el gobierno de Antonio Gali lo responsabilizó del enfrentamiento entre civiles y elementos del Ejército en Palmarito Tochapan, municipio de Quecholac, durante un operativo contra robo de hidrocarburo donde murieron diez personas: seis civiles y cuatro militares; hubo 26 heridos y 13 detenidos.

En esa ocasión, Martínez Fuentes aseguró que se trataba de una confusión y que él era un agricultor que se dedicaba a la siembra de zanahoria.

“Es un criminal” ha dicho el gobernador Miguel Barbosa en varias ocasiones. Incluso, en julio de 2020 aseguró que seguía vigente una orden de aprehensión contra “El Toñín” otros capos huachicoleros.

Después de esas declaraciones, abogados representantes de Martínez Fuentes declararon que el gobernador “confundía” a su cliente y que no existe investigación contra él.

Aunque es buscado por la policía, Antonio Martínez mantiene una actividad constante en redes sociales.

Por ejemplo en Facebook publica videos con los camiones llenos de papa, zanahoria, brócolis y narra que se trata de “donaciones” que han hecho otros agricultores de la zona con el objetivo de ayudar a los afectados por la pandemia de COVID-19. Y con esto se ha ganado la confianza de la gente, al grado de ser llamado “el amigo del pueblo” y comparte videos donde le agradecen su ayuda.

Sin embargo, Miguel Barbosa asegura que se trata de un “interés político” pues es hermano de José Alejandro Martínez, actual presidente municipal de Quecholac; y que El Toñín quiere ser el próximo en ocupar el cargo.

Este señor siempre ha tenido pretensiones de asumir un liderazgo social, tan es así que en Quecholac gobierna su hermano. Probablemente ha de querer participar en algún partido, pero no va a jugar con nosotros, así te lo digo”.

Mientras tanto, Antonio Martínez se mantiene en el dicho de que su ayuda es por “humanidad” y reparte comida en municipios de Veracruz y Oaxaca.

 

 

 

--
POB/LFJ