Foto: Agencia Enfoque

A un día de cumplirse un año del sismo del 19 de septiembre, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee) entregarán terminada y habilitada la escuela primaria José María Lafragua, por lo que en el mes de octubre alrededor de 180 niñas y niños podrán regresar al edificio histórico a tomar sus clases.

Durante este tiempo y con recursos públicos, se hizo la rehabilitación del reloj monumental, que tuvo una fisura por el movimiento telúrico del 2017, se cambiarán las vigas del corredor de la planta alta y se volvió a poner el piso con otra técnica, y "solo falta pintar todo el inmueble", explicó Elena Cruz, presidenta del Comité de Padres de Familia.

"Es un edificio seguro como siempre, debido a que nunca hubo daño estructural en el inmueble histórico".

Elena Cruz denunció la intención de la autoridad para "desmantelar la escuela" y que el inmueble fuera utilizado para otro fin, pero se defendió y regresó a manos de la administración de padres de familia, por lo que en más menos 15 días operará de manera normal.

--

POB/PSC