Un estudio publicado en la revista Science of the Total Environment señala que los altos niveles de contaminación del aire pueden contribuir a las muertes por Covid-19.

La investigación realizada por el académico Yaron Ogen, de la Universidad Martin Luther de Halle- Wittenberg en Alemania, muestra que de las muertes por coronavirus en 66 regiones de Italia, España, Francia y Alemania, 78% ocurrieron en zonas con mala calidad del aire.

Yaron Ogen examinó los niveles de dióxido de nitrógeno, un contaminante producido principalmente por vehículos diesel, y las condiciones climáticas que pueden evitar que el aire contaminado se disperse de una ciudad.

“Los resultados indican que la exposición a largo plazo a este contaminante puede ser uno de los contribuyentes más importantes a la mortalidad causada por el Covid-19 en estas regiones y tal vez en todo el mundo (...) Envenenar nuestro medio ambiente significa envenenar nuestro propio cuerpo, y cuando experimenta estrés respiratorio crónico, su capacidad para defenderse de las infecciones es limitada”.

Otros estudios similares se realizaron en Estados Unidos, donde se analizó la contaminación por partículas y se observó que, en las zonas con tasas de mortalidad más altas, tuvieron aumentos en los niveles de contaminación años antes de la pandemia.

La investigación de Ogen apunta a que 78% de las muertes que ocurrieron en el norte de Italia y alrededor de Madrid, en España, tuvieron un incremento de dióxido de nitrógeno y condiciones de flujo de aire que impidieron su dispersión.

El estudio señala que las zonas con más muertes por Covid-19 tienen altos niveles de dióxido de nitrógeno. Estimación: Yaron Ogen.

Ogen señaló que el valle del Po en Italia y Madrid estaban rodeados de montañas, lo que ayuda a atrapar la contaminación, como es la provincia de Hubei en China, donde comenzó la pandemia.

“Sin embargo, mi investigación es solo una indicación inicial de que podría haber una correlación entre el nivel de contaminación del aire, el movimiento del aire y la gravedad del curso de los brotes del coronavirus”, dijo.

El profesor Jonathan Grigg, de la Universidad Queen Mary de Londres, considera que el estudio de Ogen sí muestra una asociación entre las muertes de Covid-19 y los niveles altos de dióxido de nitrógeno.

“Esta asociación podría reflejar un vínculo causal entre la exposición a la contaminación del aire y una mayor vulnerabilidad a la infección mortal por Covid, pero no se pueden descartar otros factores en esta etapa. Por ejemplo, el estudio no ajusta las diferencias en la distribución por edades en diferentes áreas ".

Los confinamientos generalizados en todo el mundo han reducido el tráfico de vehículos y la contaminación del aire . Sin embargo, la exposición a largo plazo al aire sucio antes de la pandemia puede ser más importante que los niveles actuales de contaminación.

En Puebla, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA) de las cinco estaciones de monitoreo de calidad del aire reporta, a las 14:00 horas del 20 de abril, la siguiente información:

  • Agua Santa: Presenta calidad del aire “buena”
  • BINE: Presenta calidad del aire “mala”
  • Las Ninfas Presenta calidad del aire “aceptable”
  • Universidad Tecnológica de Puebla: Presenta calidad del aire “aceptable”
  • Velódromo: Presenta calidad del aire “aceptable”.

 

 

 

--
POB/LFJ