Octubre es un mes especial para una persona cervecera. A la mente de un verdadero aficionado a esta legendaria bebida de inmediato llega uno de los festejos más importantes de la industria: el Oktoberfest. Pero para un mexicano cervecero promedio, más que el Oktoberfest lo que importa en octubre es la aparición en anaqueles de la Noche Buena, sin duda una de las cervezas industriales de temporada más famosas de nuestro país.

La Noche Buena, que vio la luz en el mercado en 1924, es una cerveza estilo bock, el cual es de origen alemán. Existen varios tipos de bocks, pero todas son cervezas de fermentación lager, con una graduación de alcohol alta, sobrepasando normalmente el 6%, y que son pensadas para consumirse en regiones de bajas temperaturas.

Elaboradas para ocasiones o festejos especiales, normalmente asociados con conmemoraciones religiosas como la navidad, la cuaresma o la pascua.

Si eres mexicano es altamente probable que ya hayas probado alguna vez este estilo de cerveza, en la ya mencionada Noche Buena, pero si no fue de tu agrado, aquí te presentamos unas cuantas opciones para que le des otra oportunidad a las chelas de temporada.

Bock tradicional

La Bock original nació aproximadamente en el 1,300 en la ciudad de Einbeck, de donde salió para conquistar otras fronteras. Fue en Munich donde fue adaptada a las condiciones y designios que los maestros cerveceros locales impusieron.

Este tipo de cheve presenta una combinación balanceada de un sabor dulce característico de las maltas y de un sutil amargor proporcionado por el lúpulo que se incluye en la receta. En apariencia se puede apreciar su color ámbar oscuro y una carbonatación baja.

Algunos ejemplos son:

🍺 Jabalí Bock, hecha en México, con 6.3 % de alcohol, es un digno representante de este estilo. Es fácil de encontrar pues aunque el estilo es de temporada, los productores la tienen disponible todo el año.

🍺 St. Nikolaus Bock Bier, de Pennsylvania Brewing Company, fabricada en los Estados Unidos, es una de las bocks más celebradas entre los conocedores.

Maibock

La Maibock es un sub estilo de la bock. Su característica principal es que mantiene la alta graduación alcohólica pero con un perfil de lúpulos más agresivo, lo que le da una acentuación picante o condimentada, así como un final más seco que la Bock. En su color se puede notar más claridad, asemejándose a una Helles en apariencia.

Además, la Maibock es una cerveza de temporada primaveral, de hecho en su nombre indica cuando está lista para su consumo (Mai es mayo en alemán).

Algunos ejemplos son:

🍺 Bufadora de Cervecería Tijuana, con 7.5% de alcohol, nombrada en honor a la atracción natural ubicada al sur de Ensenada, en Baja California. Después de un par de estas cheves acabarás bufando igualito que la chimenea natural, así que recomendamos moderes su consumo.

🍺 HB Mai-Bock, fabricada por la Cervecería de la Corte Real (Hofbräuhaus) en Baviera, es una cerveza con 7.2% de alcohol, supuestamente la bock más antigua de Munich.

Doppelbock

En sus orígenes, eran los monjes bávaros quienes la producían, específicamente para ser consumida durante los periodos de ayuno típicos de la cuaresma. Son cervezas con más graduación alcohólica, son más oscuras y al mismo tiempo más dulces, pues se utiliza más cantidad de malta en su preparación.

Decían los alemanes de aquellos tiempos medievales que la Doppelbock (Bock doble) era pan líquido, pues daba el sustento alimenticio que una buena rebanada de pan de centeno podía dar, evitando con ello romper el estricto ayuno en el que estaban.

Algunos ejemplos son:

🍺 Yu, de Luna Negra, es una chela producida en la Ciudad de México, con 8% de alcohol, es un complemento perfecto para embutidos y quesos aromáticos.

🍺 Paulaner Salvator, la Doppelbock original y probablemente la más famosa del mundo, también originaria de Munich y en específico de la Orden de San Francisco de Paula. Con sus 7.5% de alcohol, es sin duda un almuerzo sustancial pero en líquido.

Eisbock

La más peculiar de las bock, la Eisbock tiene como característica principal que se congela y remueve una parte del agua con la que se procesa, lo que le brinda una suntuosidad y cuerpo mucho más notorio que en los otros sub estilos de bock. Al igual que las demás bock, contiene alta graduación alcohólica (entre 9 y 14%), por lo que también es una cerveza especial o de temporada. Son muy escasas en nuestro país debido a su prolongado y singular estilo de preparación.

Por ejemplo:

🍺 Aventinus Eisbock, de Schneider Weisse, es probablemente la única Eisbock en el mercado mexicano. 12 % de alcohol.

 

 

--
POB/LFJ