El estado de Puebla se ubica la Laguna de Aljojuca, en el municipio que le da el nombre, se trata de un cráter volcánico lleno de agua que además guarda múltiples misterios. La zona es muy popular no solo por su atractivo visual, sino por las leyendas a su alrededor.

Las peculiaridades de la Laguna de Aljojuca

Aljojuca proviene del náhuatl atl, agua; xoxouhqui, azul, color de cielo, y ca, en; atl-xoxouhca, es decir: “en el agua azul celeste”.

Tiene un diámetro estimado de un kilómetro, así como una depresión de aproximadamente 400 metros de profundidad. El fondo de la laguna se estima que es de 100 metros más.

De acuerdo a estudios geológicos, se formó sobre un volcán, que se extinguió hace muchos años.

Para acceder a la laguna, es recomendable bajar por la zona adaptada para automóviles, de lo contrario la distancia para descender caminando es aproximadamente de una hora, por la profundidad mencionada.

Es de mencionar que en noviembre de 2020, este camino está cerrado para la circulación de coches.

Los pobladores aseveran que cambia constantemente de color, comúnmente en invierno el tono se transforma de azul intenso a verde esmeralda. Por lo que es todo un espectáculo para la vista.


La leyenda más popular

Se dice que hace años una niña pastora llevaba a sus borregos a pastar cerca de una barranca, pero en una ocasión uno se extravió y aunque lo buscó no pudo encontrarlo, sino hasta horas más tarde que este regresó con el hocico mojado.

A la niña le extrañó que regresara en esas condiciones, debido a que cerca de la zona no había ningún sitio con pozos ni cuerpos de agua. Al día siguiente sucedió exactamente lo mismo.

Fue entonces que decidió ponerle un cascabel para poder seguirlo en caso de que volviera a repetirse el acontecimiento, y así fue.

La pastora vio como descendió por la barranca y al llegar abajo comenzó a beber agua de un charco, a la niña le sorprendió porque no había forma aparente de que pudiera haber agua, ya que ni siquiera era temporada de lluvias.

Curiosa por descubrir lo que pasada, comenzó a escarbar en la formación del charco y el agua comenzó a brotar más hasta subir el nivel e inundar la barranca, hasta que la niña se ahogó… pero no murió, sino que se transformó en una sirena, porque el agua estaba encantada.

Entonces, se convirtió en la sirena de la Laguna de Aljojuca.

La leyenda en época del Porfiriato

Cuentan que en el Porfiriato, en un rancho aledaño, los Mugarte, una familia española, se dedicaban a la ganadería y cultivo de maíz en la zona de Aljojuca.

El hijo mayor, Renato Mugarte recorría el poblado a caballo, aunque en ocasiones se perdía en los bosques que existían, pero siempre encontraba el camino de regreso a casa.

Una noche de diciembre, en uno de sus recorridos, llegó más lejos que en otras ocasiones y fue entonces que comenzó a escuchar una voz pidiendo auxilio, por lo que comenzó a buscar el origen para poder ayudar.

Con una pistola, se acercó cada vez más a la laguna, donde era evidente que provenía la voz de una mujer que parecía estarse ahogando, el hombre hipnotizado se quitó la ropa y todo lo que llevaba, dispuesto a meterse al agua.

De pronto paró en seco al escuchar una voz que decía “Renato, detente”, no sabía si avanzar o retirarse, porque la mujer en la laguna seguía pidiendo ayuda.

Entonces, se dio cuenta que la voz que intentaba detenerlo era de su madre, quien falleció tiempo antes por cólera, ella le decía que estaba en peligro y que se alejara del sitio.

Pero, Renato se sentía dominado por la mujer que parecía estar en peligro, se lanzó al agua y antes de poder avanzar fue detenido por su padre, un sacerdote y el mejor amigo de la familia, quienes lo alejaron.

En el centro de la laguna se veía una extraña figura femenina enojada por no conseguir atraer a su presa, dijo “no importa, siempre habrá otros” y se sumergió en las profundidades de las misteriosas aguas, según lo relata Orestes Magaña, licenciado en historia con distinción Cum Laude y maestro en historia por la BUAP.

Un lugar lleno de misterios

Algunos lugareños aseveran haber visto a la sirena en algunas ocasiones, e incluso por las noches algunos otros seres míticos en la Laguna de Aljojuca.

Además, hacen énfasis en que muchas personas han tenido accidentes en la laguna, pero solo hombres han fallecido, mientras que las mujeres salen ilesas, aunque declaren que no saben nadar. Es decir, para ellos es un lugar que atrae la muerte de los varones, debido a que la sirena los atrae para que le hagan compañía.

Otra de las historias que se cuentan en Aljojuca, es que brujas se apoderaron de la laguna y por las noches vuelan sobre esta mientras se carcajean. Estos sonidos llaman a los hombres, quienes intentan atraparlas, pero terminan ahogándose.

Y otra de las leyendas es que por las noches se aparecen luces fosforescentes sobre las aguas, que están habitadas por extraños demonios femeninos que de igual forma atraen a los varones a la muerte.

¿Cómo llegar a la Laguna de Aljojuca?

A aproximadamente una hora y media de Puebla Capital se encuentra Aljojuca, y en la Cuarta Sección está la laguna.

Para obtener la ruta hacía la laguna, acceder aquí.

 

__

POB/KPM