El 5 de mayo de 1862 es recordado como una fecha histórica debido a la Batalla de Puebla, en la que los mexicanos lograron derrotar al ejército francés, pese a que este fue considerado como el mejor del mundo en esa época.

Batalla del 5 de Mayo
Foto de ilustración: Agencia Enfoque

¿Por qué ocurrió la Batalla de Puebla?

En octubre de 1861, Benito Juárez, entonces presidente de México, informó que no pagaría la deuda externa de alrededor de 80 millones de pesos que le debían a Inglaterra, España y Francia; por lo que dichos países se unieron y se comprometieron a enviar contingentes militares a México, con el fin de obtener el dinero.

Al gobierno mexicano le fue enviado un ultimátum para exigir el pago, porque sino “invadirían el país”; sin embargo, la situación económica no permitía saldar la deuda, entonces Juárez les invitó a llegar a un acuerdo.

Mientras, ordenó al general José López Uraga crear el Ejército del Oriente, para trasladarse hacía Puebla y evitar una invasión que partiera hacia la Ciudad de México; pero el desempeño no fue el esperado y entonces fue remplazado por el general Ignacio Zaragoza, quien llegó desde el Ministerio de Guerra.

MONUMENTO A IGNACIO ZARAGOZA
Foto: Agencia Enfoque.
Te puede interesar: ¿Por qué se celebra el 5 de mayo en Estados Unidos?

¿Por qué la Batalla del 5 de Mayo ocurrió en Puebla? Específicamente, se situaron en la Angelópolis debido a que su ubicación era un punto geográfico estratégico, pues era el principal productor de manufacturas para el mercado urbano novohispano y redistribuidor de productos ultramarinos que llegaban al puerto de Veracruz, entonces era la puerta de entrada al valle de México; de acuerdo al libro Puebla: historia de una identidad regional, con textos de los investigadores Miguel Ángel Cuenca y Carlos Contreras Cruz.

Se realizaron pláticas con representantes de los tres países en Orizaba y Córdoba, Veracruz, así como en Tehuacán, pero el 5 de marzo llegó al puerto un contingente militar francés al mando de Charles Ferdinand Latrille, conde Lorencez, para dirigirse a territorio poblano y reunir a más franceses.

En tanto, se llegó a un acuerdo para pagar el dinero y se firmaron los Tratados de La Soledad. Inglaterra y España partieron, pero el gobierno francés no cumplió con lo pactado y comenzaron la intervención armada en México para apropiarse de territorio.

Somos tan superiores a los mexicanos en organización, disciplina, raza, moral y refinamiento de sensibilidades, que le ruego anunciarle a Su Majestad Imperial, Napoleón III, que a partir de este momento y al mando de nuestros 6,000 valientes soldados, ya soy dueño de México”, aseveró Lorencez.

La batalla del  5 de Mayo

El primer choque entre ambos ejércitos ocurrió el 28 de abril de 1862, en la Batalla de las Cumbres, donde el general Ignacio Zaragoza causó pérdidas a los enemigos. El saldo: fallecieron 500 de ellos y 50 mexicanos, aunque eso no detuvo a los extranjeros y siguieron su camino hacia Puebla.

Ante el acercamiento, la ciudad de Puebla fue declarada inmediatamente en estado de sitio, así se prohibió cualquier reunión de más de cuatro hombres en la vía pública después de las 6 de la tarde. También esa hora las vinaterías, pulquerías, billares, loterías y cualquier casa de recreación, debían cerrar. Todo robo sería castigado seriamente y se prohibió el uso de cohetes, voladores y fuegos artificiales.

Desde el 3 de mayo se concentraron las tropas mexicanas en Puebla, pero el 5 de mayo a las 10:00 de la mañana “se avistó al enemigo” en la ciudad, según lo reportó Zaragoza en el parte oficial, y agregó que se dividieron en dos grupos: uno de 4 mil hombres que atacó y otro de mil hombres que esperaron como reservas.

Batalla del 5 de Mayo
Foto de ilustración: Agencia Enfoque

Fue entonces que todo comenzó con un cañonazo desde el Fuerte de Guadalupe; entonces el ataque se concentró en Los Fuertes y el primer cuerpo del Ejército de Oriente en hacer frente a los franceses fue el Sexto Batallón de la Guardia Nacional del Estado de Puebla, bajo el mando de Juan Nepomuceno Menéndez.

Te puede interesar: Fuerte de Loreto: el Museo de la No Intervención

A Manuel Negrete se le asignó el mando de 1,200 miembros de la Segunda División de la Guardia Nacional de Puebla, encargada de defender las colinas de Loreto y Guadalupe. Por ello, hoy en día es considerado el principal héroe, después del general Ignacio Zaragoza.

Entre ambos ejércitos lucharon por vencer al rival, mientras unos caían y otros se unían, y y la bandera de México ondeaba en Los Fuertes, pero al atardecer los mexicanos se vieron victoriosos y fue que los franceses comenzaron a dispersarse y huir por Amozoc.

Entonces, Zaragoza envió un telegrama al Palacio Nacional en la Ciudad de México, donde estipuló las palabras que quedaron plasmadas en la historia: “Las armas nacionales se han cubierto de gloria”.

Los Fuertes
Foto: Karen Mojica

Finalmente, los franceses sobrevivientes permanecieron un par de días más en Amozoc y Tepeaca, para después regresar a su país.

Te puede interesar: 5 de mayo: Puebla de los Ángeles vs Zaragoza

Entre el 16 de marzo y 17 de mayo de 1863, regresaron y ocurrió la acción militar conocida como El Sitio de Puebla, donde los franceses salieron victoriosos, partieron a la Ciudad de México y establecieron el Segundo Imperio Mexicano.

Puebla…de Zaragoza

Ignacio Zaragoza es considerado como el héroe de la Batalla de Puebla, falleció cuatro meses después del suceso, pero tres días después de su muerte fue nombrado “benemérito de la patria en grado heroico”.

Además, Benito Juárez decretó que Puebla de los Ángeles pasara a llamarse Puebla de Zaragoza, en honor al general.

Foto: Agencia Enfoque

En tanto, la ciudad fue nombrada cuatro veces heroica en 2013, por cuatro acontecimientos históricos entre los que se incluyen la Batalla del 5 de Mayo y El Sitio de Puebla, además de la Toma de Puebla y la Revolución Mexicana.

 

 

--
POB/LFJ