El litio es un elemento que permite almacenar energía, por lo que es una de las materias primas para la fabricación de vehículos eléctricos. También se ha vuelto esencial para crear baterías de aparatos electrónicos como celulares, computadoras y tabletas.

Sin embargo, también es utilizado para fabricar otras cosas como cerámica y medicamentos antidepresivos.

La demanda del litio ha ido creciendo en la industria tecnológica en los últimos años, y con ello, sus precios. Entre el 2014 y 2018, el precio se elevó desde seis mil 690 dólares, hasta un máximo de 17 mil dólares por tonelada.

Gracias a la pandemia, este mercado también se vio afectado y en octubre de 2020, se reportó la tonelada de litio en siete mil 500 dólares, pero con tendencia ascendente. Actualmente, el precio aproximado en el mercado es de 12 mil 600 dólares la tonelada.

Elemento químico

El litio es un elemento químico de la tabla periódica; en su forma pura, es un metal blando, de color blanco-plateado y químicamente reactivo. Se caracteriza por ser uno de los metales más ligeros.

Se oxida rápidamente en aire y agua, pero se prende en un tono rojo intenso al acercarse a una llama; si la combustión es violenta, se torna a un blanco brillante.

No es un elemento puro en la naturaleza, sino que se encuentra dentro de minerales como en algunos tipos de rocas (pegmatita) o en solución en cuerpos salmueras (agua con una concentración de sal disuelta) pozos petrolíferos, campos geotérmicos y/o arcillas.

Litio en México

En México se encuentra el yacimiento de litio más grande del mundo, con reservas probadas y probables de 243.8 millones de toneladas (Mt), que contienen 4.5 millones Mt de carbonato de litio equivalente, según información de Mining Technology.

Este yacimiento está ubicado en el municipio de Bacadéhuachi, en el estado de Sonora; una zona formada por rocas volcánicas y fue establecido como el más grande en 2019.

Litio Sonora
El yacimiento está ubicado a más de cuatro horas de la capital de Sonora.
Captura de pantalla: Google Maps

Sonora no es el único estado donde se encuentra este mineral en el país, también en Baja California, San Luis Potosí y Zacatecas, donde se está explorando la posibilidad de encontrar yacimientos viables de explotar.

Esto atrajo el interés de inversionistas, sin embargo, Martín Obaya, investigador del Consejo Nacional de Investigadores Científicas y Tecnológicas (Conicet) de Argentina, asegura que la explotación de este mineral es poco económico.

Es un elemento súper abundante en la tierra, sin embargo su explotación no es económicamente rentable en la mayoría de los casos. Por eso su explotación se da en pocos países”

La Secretaría de Economía, comentó en 2020 que la extracción del litio es un proceso poco eficiente y cuyo costo es muy elevado.

Sin embargo, Peter Secker, CEO de Bacanora Lithium —empresa canadiense, dueña de la concesión que explotará el yacimiento en Sonora— aseguró que la producción comenzará en 2023, cuando los pronósticos del mercado de litio se fortalezca.

Sonora es un proyecto que durará 300 años, con costos operativos bajos, en el que produciremos litio de alta calidad para la industria de las baterías para vehículos eléctricos”, explicó para el medio EL PAÍS.

Los vehículos eléctricos son una realidad y son ellos quienes utilizan baterías de litio como una alternativa al uso de gasolina convencional, principalmente en manos de países asiáticos.

Países como China, Japón y Corea, no tienen las suficientes reservas de litio en su territorio, por lo que han salido a buscar fuentes en otros países y México se puso en el radar.

Por su parte, Elon Musk, director general de Tesla, aseguró que la fábrica se provee de litio proveniente de Australia. Sin embargo, si México logra explotar los yacimientos que posee, las baterías de litio podrían volverse un negocio rentable para el país, gracias a su ubicación geográfica.

 

__

POB/PCL